Sistema digestivo

Intestino delgado

¿Qué órganos integran el sistema digestivo y cuál es su función?

El sistema digestivo comprende todo el tubo gastrointestinal, que se extiende desde la boca, pasando por la faringe, esófago, estómago, intestino delgado (duodeno, yeyuno e íleon), intestino grueso (ciego, colon ascendente, transverso, descendente y sigmoides), recto y ano.

También existen órganos accesorios del sistema digestivo, que incluyen al hígado, la vesícula biliar y el páncreas.

El tracto digestivo está formado por paredes con fibras musculares lisas, dispuestas en sentido circular y longitudinal. Estas fibras realizan una acción mecánica, que optimiza la acción química de las enzimas para lograr la adecuada digestión de los alimentos.

En algunas zonas del tubo digestivo, las fibras musculares circulares se condensa y forman un anillo grueso llamado esfínter. Éste funciona como una especie de llave de paso al contraerse cierra la luz del tubo digestivo.

La función del sistema digestivo es realizar la digestión de los alimentos para que puedan ser utilizados como fuente de energía para nuestro organismo.

¿Qué es la digestión?

La digestión es el proceso en el cual los alimentos, son convertidos en pequeñas moléculas, que son absorbidas y transportadas por la sangre a todo el cuerpo, para que las células puedan absorberlas y utilizarlas como fuente de energía.

Los principales grupos de nutrientes son convertidos en sus componentes básicos, gracias a la acción de las enzimas digestivas. Los carbohidratos son convertidos en glúcidos simples, como la glucosa, las proteínas en aminoácidos y los lípidos en glicerol y ácidos grasos.

¿Qué es el peristaltismo?

Las fibras circulares del tubo digestivo se contraen de manera secuencial produciendo ondulaciones para amasar el contenido con las enzimas gástricas o para hacerla avanzar por el tracto digestivo, este movimiento se conoce cómo peristaltismo.

Recorrido de la comida desde la boca hasta su expulsión por el ano.

El proceso inicia cuando introducimos la comida a la boca. Los dientes incisivos sirven para morder y cortar la comida en bocados, con los caninos la cortamos en tiras y con los molares y premolares la trituramos.

La comida da vueltas en la boca, con la lengua y los músculos buccinadores de la mejilla se mantiene entre los molares. Aquí se liga con la saliva para luego pasar a la faringe.

¿Quién produce la saliva?

La saliva en la boca es producida por tres pares de glándulas salivares. La parodia es la glándula salival más grande y se encuentra situada debajo de los oídos. Las paperas o parotiditis se producen por inflamación de estas glándulas.

Por su parte las glándulas submandibulares y sublinguales se encuentran bajo el suelo de la boca.

La función de la saliva es humedecer la comida, para facilitar la masticación y la deglución. La saliva también contiene amilasa, una enzima que digiere los carbohidratos, y anticuerpos qué ayudan a prevenir infecciones.

Deglución camino al esófago

Al empezar la deglución, el alimento forma una masa redonda o bolo alimenticio, que la lengua empuja hacia la parte posterior de la boca. Desde allí los músculos de la faringe hacen que el bolo alimenticio descienda hacia el esófago.

El esófago se encuentra por detrás de la tráquea, pasa a través del diafragma y termina en el estómago. El bolo alimenticio transcurre a través de él, hasta llegar al esfínter esofágico inferior, el cual se abre para permitir el paso hacia el estómago.

Digestión en el estomago

En el estómago la comida es retenida y gracias a la acción de la pepsina y el ácido clorhídrico, secretado por las glándulas gástricas, se digieren las proteínas.

Entre el estómago y el duodeno existe otro esfínter llamado píloro, el cual se distiende en intervalos, para vaciar el contenido hacia el duodeno. En este momento la comida está pasa a ser una mezcla a medio digerir que se denomina quimo.

Intestino delgado y sus tres segmentos

Las paredes del duodeno y el yeyuno tienen abundantes pliegues transversales y circulares. Estos pliegues tienen prolongaciones diminutas, denominadas vellosidades intestinales, las cuales aumentan la superficie disponible para la absorción de nutrientes en el intestino.

En la raíz de las vellosidades y la submucosa, están unas glándulas qué secretan jugo intestinal, este protege las paredes frente a la acidez y las enzimas digestivas.

El duodeno es el lugar donde se produce gran parte de la digestión, gracias a la acción de las enzimas pancreáticas, qué son capaces de digerir hidratos de carbono, proteínas, ácidos nucleicos y lípidos.

La digestión de los lípidos también está favorecida por la acción de la bilis, producida en el hígado y almacenada en la vesícula biliar. Esta emulsiona las grasas, para que sean digeridas con mayor facilidad, mediante la lipasa producida por el páncreas.

El quimo sigue avanzando y cuando llega al íleon, los productos de la digestión, están ya en su punto para ser absorbidos. Estas pequeñas moléculas entran en los capilares sanguíneos presentes en las vellosidades intestinales.

Las partículas más grandes entran en los pequeños conductos linfáticos de las vellosidades, conocidos como vasos quilíferos, de allí pasan a los vasos linfáticos mesentéricos y hacia la circulación general.

La vitamina B12 es absorbida en presencia del factor intrínseco (una proteína que es secretada por el estómago), en el último tramo del íleon, la última parte del intestino delgado.

Paso del intestino delgado al intestino grueso

Entre él íleon y el ciego, que es la primera parte del intestino grueso, se encuentra la válvula ileocecal, que regula el paso de del contenido hacia el intestino grueso.

En este punto, el contenido en tránsito se convierte en heces a medida que se desplaza por las distintas partes del intestino grueso. Colon ascendente, colón transverso, colón descendente y colon sigmoides, durante este trayecto se absorbe agua y sales biliares.

Además se sintetizan algunas vitaminas, por acción de las flora bacteriana presente en el colon. El último tránsito es a través del recto y el conducto anal para ser expulsado.